Birigay | Restauración de la talla de Cristo Crucificado de Arenzana de Abajo

WPML not installed and activated.

Restauración de la talla de Cristo Crucificado de Arenzana de Abajo

1 octubre, 2014
0

El “Estudio de Restauración de José Luis Birigay” acaba de finalizar la restauración que desde la primavera pasada estaba llevando a cabo en la talla del Cristo Crucificado de la localidad riojana de Arenzana de Abajo.

El estado de conservación de esta talla era absolutamente lamentable. Las causas de degradación causantes de su actual estado de conservación habían desaparecido con su cambio de ubicación y traslado a la Parroquia, sin embargo su aspecto estético dejaba mucho que desear y más teniendo en cuenta que  se encontraba colocada presidiendo una cuidada sacristía. Nos cuenta D. Ángel, párroco de Arenzana de Abajo, que esta talla debió de estar en el cementerio expuesto durante años a condiciones metereológicas adversas.

En general se observaban  acumulaciones de tierra y polvo (agente de deterioro muy perjudicial por su gran capacidad higroscópica), que han formado como una costra dura en zonas que como pliegues y párpados; entre los pliegues del Paño de Pureza  en ocasiones  alcanzaban el centímetro de grosor. Barnices muy oxidados. Gran ataque de insectos xilófagos (en un principio no se observaban grandes deterioros por esta causa, sin embargo, una vez desclavada y observada con detenimiento la talla, hemos encontrado zonas muy deterioradas como consecuencia directa del ataque de xilófagos; el pié izquierdo de la talla además de varios dedos, había perdido gran parte de su talón y planta); agrietamientos del soporte (de dos naturaleza: unas grietas propias de la madera, la del rostro y espalda de Cristo, y otras por causas mecánicas se encuentran en las articulaciones de los hombros); Gran cantidad de lagunas de la policromía y dorados (las causas de estas alteraciones están relacionadas con la degradación de los materiales empleados, colas, aglutinantes, etc. pero sobre todo por las condiciones ambientales de conservación no siempre favorables; se cree que esta talla ahora en la sacristía de la iglesia estuvo en tiempos en el cementerio con los que posiblemente se encontrase en unas condiciones de conservación bastante deplorables. Brazos y piernas son las zonas más dañadas); pérdidas de soporte. (producidas generalmente por rotura de piezas o falta de adhesión de las uniones de ensambles. En este caso la talla ha perdido todos los dedos de las manos, así como gran parte de su mano izquierda. También se observa la desaparición de algún dedo, talón y planta de su pie izquierdo); repintes en las carnaciones (Se observa al menos un policromía anterior muy debilitada); Paño de Pureza totalmente desgastado; existe algún pequeño vestigio de que en origen estuvo dorado y como en otros ejemplos de Paños con estofados en blanco; sin embargo hoy por hoy lo que se conserva es el bol rojo y pequeños restos de policromía. Por la cara posterior la policromía del Paño de Pureza se ha conservado bastante mejor.

Tras la restauración la talla ha sido devuelta a su lugar de origen de nuevo.

Desinsección (1)

Proceso de desinsectación mediante inyección del producto adecuado

 

2-b

Detalle de la cabeza de Cristo antes de la restauración

 

17

Detalle del Paño de Pureza con restos de policromía original. Fotografía tomada antes de la restauración.

 

10

Detalle del hombro izquierdo antes de la restauración

 

22

Detalle del abdomen antes de la restauración

 

 

26

Detalle de la mano derecha antes de la restauración

 

IMG_6081

Proceso de estucado de launas de policromía: zona del hombro izquierdo

IMG_6107

Estado final tras nuestra restauración