Birigay | ENRIQUE PATERNINA

WPML not installed and activated.

ENRIQUE PATERNINA

25 septiembre, 2018
0

En el año 2013, tuvimos la suerte de poder restaurar una buena parte de la colección de Enrique Paternina (Haro, 1866-1917). Gran parte de esa obra se puede contemplar desde el pasado 6 de septiembre (hasta el 1 de noviembre) en el Museo de La Rioja.

A los quince años ya destacó como dibujante y ganó el primer premio de dibujo de figura en el colegio de segunda enseñanza de Orduña. A los diecinueve se trasladó a Madrid para ingresar en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado, donde estudió dos años. En el verano de 1887 viajó a Italia con su compañero Baldomero Sáenz, (también el Estudio de Restauración de José Luis Birigay nos encargamos de la restauración de varias de sus obras). Juntos recorrieron el país, instalándose en la capital e integrándose rápidamente con la colonia internacional de artistas, como prueba su pronta incorporación a la Asociación Artística Internacional de Roma, que tuvo lugar en noviembre de 1888. Es en Roma donde pintará su obra más célebre y que inspiraría a Pablo Picasso en su obra “Ciencia y caridad”, La visita de la madre (Prado), con la que ganó las segundas medallas de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892, de la Exposición Artística de Bilbao de ese mismo año, así como de la III Exposición de Bellas Artes e Industrias Artísticas de Barcelona en 1896. Tras su regreso a España, recibió el título de caballero de la orden de Carlos III en 1895 y vivió entre Sevilla y Haro. Exquisito dibujante, su pintura se caracteriza por el uso de colores sobrios que acompañan la temática social en la que destacó, sin desdeñar tampoco el paisaje y el género costumbrista.

“Retrato de la hermana”. Enrique Paternina

 

Detalle observado con luz U.V.

 

“Estudio de Cabezas” (1889). Baldomero Sáenz

 

“Costumbres Jarreras” Enrique Paternina

 

“Costumbres Jarreras” Enrique Paternina Procesos de restauración: Fijación de los estratos pictóricos.

“Costumbres Jarreras” Enrique Paternina Procesos de restauración: Fijación de los estratos pictóricos.

 

Para nosotros fue un auténtico placer poder trabajar y sentirnos rodeados de tan estupenda obra. En la fotografía acabamos de desembalar una de mis favoritas “Descanso al modelo”

 

Fueron cuarenta y cinco los cuadros y dibujos de Paternina los que durante unos meses estuvieron en nuestro Estudio de Restauración. Evidentemente no todos requirieron de unos procesos complicados y lentos. Muchos “simplemente” necesitaron lo que nos dio por llamar un “acondicionamiento expositivo”: ligera limpieza por el anverso y el reverso, tensado de cuñas y aplicación de una fina película de barniz. Otros en cambio necesitaron de procesos de intervención bastante más complejos. Recuerdo aquellos días como de gran actividad y estrés, porque no podía haber ningún error de cálculo ni en los tiempos, ni en la elección de qué procesos emprenderíamos:la exposición de La Rioja Tierra Abierta de Haro, ciudad natal del autor, empezaría en unos meses.

 

“Descanso al modelo” Detalle de la eliminación de la película de barniz

 

“Descanso al modelo”. Detalle del perro visto con luz U.V.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor

birigayVer todas las entradas de birigay